La biodiversidad de la Selva Misionera continúa amenazada

Este se debe a la imprudencia de quienes conducen vehículos automotores dentro del Parque Nacional Iguazú. Tal es el caso, que este lunes 8 de agosto, se registró un nuevo hecho lamentable de atropellamiento de fauna silvestre, cuando un conductor atropelló a un ejemplar de ocelote hembra (Leopardus pardalis) que estaba preñada. Como resultado del siniestro, se perdieron ambas vidas.

Según trascendió, el cuerpo del animal atropellado, fue hallado por un grupo de visitantes que circulaban sobre la ruta Nacional Nº12 quienes dieron aviso a las autoridades competentes.

Asimismo, se supo que tras la muerte de la hembra, un equipo de veterinarios de “El Refugio” llevó a cabo una cesárea de emergencia para intentar salvar a la cría, lo que no se pudo debido a que “el útero se encontrada desgarrado, como así la pared abdominal, y la cría se encontraba en el subcutáneo”, precisaron desde Güirá Oga.

Fuentes ligadas al caso recalcaron que tanto el vehículo como el conductor fueron identificados.

Desde el Instituto Misionero de Biodiversidad (IMiBio) reiteramos con vehemencia nuestro pedido para que las autoridades competentes de forma urgente implementen los sistemas de radarización y todas las medidas necesarias para que no se siga causando un daño irreparable a la fauna autóctona (silvestre). Además provocando pérdidas inmensurables en la biodiversidad de nuestra Provincia.

Es imprescindible contar ya con estos sistemas para un efectivo monitoreo, control y vigilancia del tránsito vehicular. Solicitamos encarecidamente a los conductores de vehículos que transitan en las rutas y caminos en las Áreas Naturales Protegidas de Misiones extremar las medidas de precaución respetando los límites de velocidad establecidos para evitar que sigan ocurriendo hechos tan lamentables como la muerte de este valioso ejemplar de la Selva Misionera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.